• Image Alt
  • Image Alt
  • Image Alt
  • Image Alt
  • Image Alt
  • Image Alt

* RIESGOS DE VOLVER
A LA DICTADURA

Publicado Agosto 27 / 2014.. Por Raúl González Rivera
L

os jóvenes menores a los 30 años de edad suelen preguntarse cuál realmente es el mejor sistema de gobierno bajo el cual pudieran vivir, porque no los convence ninguna de las formas de vida pública que suelen escuchar como tales en sus clases de la escuela profesional y en la calle, el café, tras celebrarse el debate sobre la mesa.
Lo anterior viene a colación, porque tampoco leen libros y menos los periódicos.
Y sí, en cambio, un buen número comienza a advertir que la vuelta del régimen priista a Los Pinos como su huésped principal, es buena, porque surge de un proceso democrático, que los mexicanos definitivamente nunca han podido conocer y vivir.
México, como país, ha podido experimentar diversos cambios, pero sin duda los más significativos después del estallido de la revolución de 1910, han sido el movimiento estudiantil de 1968 y los cambios que se produjeron en el 88, ambas fechas correspondientes al pasado siglo XX.
Hacia el año del 68, los jóvenes del siglo XX habrían sobrevivido a los estragos provocados por la posrevolución, pero tuvieron que aceptar la administración dictatorial surgida al amparo del partido creado a instancia de don Plutarco Elías Calles. El gesto adusto de los mandatarios nacionales dio lugar al presidencialismo exacerbable.
Diría el escritor Mario Vargas Llosa, luego de conocer la geografía mexicana, que los mexicanos vivían la dictadura perfecta. Un presidente elegido en ánforas electorales y la presencia de los tres poderes estatales, pero todos sometidos al jefe del poder ejecutivo. Un partido político hegemónico y el resto operando a la manera de satélites del membrete partidario mencionado antes.
Empero, la luna de miel de los dictadores acabó cuando estalló el movimiento estudiantil del 68. Cayó Gustavo Díaz Ordaz de la gracia de los mexicanos y se abrió la expectativa de que los jóvenes tuvieran una abierta participación en la vida pública nacional. Solapados y tolerados por Luis Echeverría Álvarez, el común de mexicanos aspiraba a tener libertades como eran las de escribir, de pensar y hacer política.
Obviamente, el otro gran movimiento con que se consolidaría tal proyecto sería la crisis del 88 y el rechazo a las ataduras bajo las cuales el pueblo mexicano sobrevivía y que arrojarían al final del día el cambio del año 2000, con el ascenso del PAN al poder, en el lapso de todos conocido de doce años, confirmándose algunas libertades y reapareciendo los fantasmas de la pobreza de mayorías, la corrupción en la esfera de gobierno y el derrumbe de las instituciones públicas nacionales.
Empero, el retorno del viejo régimen con todas sus propiedades, atribuciones y yerros, pareciera estar afirmando pasos sobre seguro, lo que a no pocos provoca un felón sobresalto. Los que lo conocieron en el pasado les causa sobresalto y aterroriza, mas no así a los jóvenes, que a ciencia cierta, sin saber diferenciar formas de gobierno, sostienen que el priismo les parece bien como gobierno.

* CENTROAMERICANOS
SIN VILLAS OLÍMPICAS

Costa Rica acaba de emitir un mensaje en el sentido de que los Juegos Centroamericanos y del Caribe, sin villas olímpicas, afirmarán un precedente porque no hay hasta la fecha un evento deportivo como el mencionado, que se celebre sin contar con la concentración de atletas y deportistas en una villa.
La seguridad es sin duda uno de los valores cumbres para cualquier evento deportivo.
Sin embargo, la mala fama o desprestigio del estado mexicano, allá extra-fronteras, tiene que ver con la difusión que se hace de nuestras ciudades, en el sentido de que la violencia se encuentra desatada y, por ende, la inseguridad es un signo de que las cosas no son lo bueno que se quisieran oficialmente.
El vecino coloso del norte, a través de sus agencias dedicadas a ver por las cuestiones eminentemente turísticas, viene difundiendo entre sus connacionales que cuando pretendan viajar a México eviten sobre todo pisar territorio de algunas de sus ciudades, particularmente debido a la creciente ola violenta y de inseguridad que les afecta en días como los que están corriendo.
La inseguridad a que también se podrían ver sujetos o en riesgo los atletas que vendrán en noviembre próximo a la entidad veracruzana, es la que afrontan sus avecindados desde hace alrededor de nueve años. El pueblo veracruzano ha tenido que ir condicionándose a los efectos de la inseguridad y la violencia, motivo suficiente para sentir y ver con desencanto que el problema no disminuye ni mucho menos existen potenciales fechas para que cierre dicho capítulo.
Y es que las villas olímpicas han sido canceladas. Esta será la primera vez en que cinco mil atletas serán hospedados en hoteles y moteles, esto quiere decir que podrían correr otros riesgos, de verse sin los controles de seguridad que ofrecen las villas en cualquier evento deportivo que se celebre en el resto del mundo.
Algo pasó en la organización del evento, porque hoy se cuenta que en el sexenio de Felipe Calderón su gobierno hizo una erogación de seiscientos millones de pesos precisamente para organizar los JCC, lo cual quiere decir que a estas alturas tendría que estar lista prácticamente la infraestructura de rigor. De aquellos millones nada hay sobre la mesa de las justificaciones avaladas con documentos y trabajos realizados. Esta es la irregularidad que detectó la Auditoría Superior de la Federación.
Sin embargo, se anuncia por parte del gobierno estatal, que el avance de las obras alcanza los niveles plenos y presupuestados y que para el mes de septiembre entrante las constructoras harán entrega de las obras en cuestión al organismo que tiene a su cargo los preparativos del histórico evento deportivo y atlético.
Lo demás, ya lo dijo David Velasco, uno de los organizadores que fue de los juegos en cuestión, al advertir que a él tocó manejar 400 millones de pesos, pero no sabe de otros mil millones más, que la Conade hizo entrega o estaría por entregar a la administración de turno del encuentro atlético. El público, tiene la palabra.

* MORENA SERÁ SEGUNDA
FUERZA POLÍTICA DEL PAÍS

Si el hombre llamado a cubrir la dirigencia nacional del PRD es Cuauhtémoc Cárdenas, júrelo usted que existe alguna posibilidad para que la izquierda perredista afirme alguna presencia sólida y muchos socios permanezcan en sus filas y no pasen a Morena, como se prevé en mentideros de este último membrete partidario.
No hay que olvidar que conforme a la reforma en materia electoral, los partidos sólo mantendrán su registro cuando alcancen el tres por ciento del electorado inscrito en el padrón electoral.
Morena rebasa el número de inscritos en sus filas y el PRD quizá también. El PAN estaría en riesgo porque apenas sí cuenta con 220 mil afiliados en la república y del resto de maquinarias partidarias sus militantes tendrán que hablar y buscar el fortalecimiento de sus filas con nuevos miembros.
Carlos Navarrete, de llegar a ocupar el liderazgo nacional del PRD, estaría igualmente sepultando a dicha sigla en el orden nacional. Se trata de un personaje desconocido en el interior del país y, por otro lado, en la ciudad de México, hay que recordarlo como precandidato al gobierno del DF, pero perdió la oportunidad, quedando en el último lugar del corto listado de tiradores a la silla que ostenta Miguel Ángel Mancera.
El último jalón que podría dar el PRD como maquinaria de izquierda lo tendría que dar Cárdenas Solórzano.
No debe olvidarse que Veracruz, el próximo año de 2015 ofertará en elecciones estatales el cargo de gobernador para ejercerlo dos años y desde ahora nadie duda siquiera, que la contienda se entablará entre priistas, panistas y perredistas, pero en la contienda tres Yunes podrían aparecer como sus candidatos en las tres siglas influyentes entre los electores.
La izquierda tratará de alcanzar una votación suficiente para no desaparecer del mapa electoral nacional y, por otro lado, los convergentes estarían por conservar o perder su registro como partido político. Lo sabe Dante Delgado, lo importante será saber con quién inclinará sus preferencias en la contienda que se avecina. Por dos ocasiones, con su intervención en el proceso electoral en cuestión, ha sido determinante para dar al PRI la gubernatura en igual número de veces.
El problema del PRI es que la gente no le cree, pero a la hora buena hasta pareciera tener un imán para atraer a militantes, quienes han acudido a sufragar sobre todo en competiciones por las curules federales y locales.
En su recorrido por el interior de la entidad, el cuadro dirigente estatalmente ha tenido que afrontar una clara falta de entusiasmo en el común de electores, simpatizantes y militantes. Generalmente los grupos sociales están a la espera de los tradicionales obsequios, apoyos y respaldos económicos y materiales, en el entendido de que las inmensas mayorías en la provincia pertenecen a los grupos más vulnerables.
La lideresa Elizabeth Morales ha tenido que echar mano de las entregas consistentes en despensas y otros apoyos, porque el común no quiere discursos, pretende beneficios materiales y sociales que les permitan una sobrevivencia con mayor decoro. La maquinaria todopoderosa del viejo régimen bien podría volver a imponerse. Esperemos.